viernes, diciembre 03, 2004

Crónica de anoche

Anoche ocurrió una auténtica despedida. Las caras intermitentes habituales ayer se juntaron, aparte del dúo Yamilet-Rosanel de siempre. Me di cuenta de que mis amigas son lindísimas todas, soy un tipo afortunado. Arrancamos acompañando Janio Mike Collins y yo al Marel, al que pronto se unió Karel, quien puso las canciones a brillar, a pesar del malísimo sonido. Yo tenía una cortada en un dedo desde temprano y ya a mitad de la primera canción estaba botando sangre por encima de las expectativas. Metí un acorde por otro en par de momentos de “Paloma”, pero por suerte tengo de qué agarrarme. “Delirium Tremens” se gobernó, cogió el feeling que buscábamos. Me da un poco de nostalgia, pensar que no veré a Renny, Magia, Héctor, David, Saly, Collins, Isaac, Rosanel, Maria, Yamilet, la Sonic, Howard, Crystal, Larimar, Albertico, Macier y su pandilla, Sahira, Paula, Karel, El Gurú, Marel y los mozos que trabajan en el segundo piso.

El mozo del primer piso (Il Gordini) me dijo que no extendiera el concierto, porque cuando yo toco, él se trasnocha. Contrario a ofenderme, lo tomé como una buena señal. Aunque me vengaré.

Por fin conocí a Alex Ferreira como tenía que ser y lo vi cantando. Lo vi cuando tocó por primera vez, que mi hermano Peter lo invitó a tocar en un concierto de Patricia. Cuando eso estaba tímido y me causó buena impresión, porque agarró la guitarra con fuerza, como uno se agarra de los manubrios que tienen los veleros, para conducirlos. Ahora se nota que ha tocado muchísimas veces. Me gustó que versionara El Amor Después del Amor, con un amigo que tocó muy bien el bajo. Nos prometimos algunas cosas como cantantes borrachos. Eso vale más que un contrato. Así que se prepare para muchos potes y yo con mi guitarrita Prince. O la Ibanez que tanto le killa a Fede.

Estuvo Fernandito Rivas, Cape y mis compañeros de JWT. No podía equivocarme ahí, para que no me relajaran los tígueres.

No sé por qué, sentí un poco de vergüenza por primera vez desde hace como 4 años. Parece que había algo en la cerveza.

Como siempre, Magia y el Here animaron la cosa y se fueron un rato antes que Howard y Jeanette. Entonces, cuando vinimos a ver, pasó lo mismísimo de siempre. Renny, Janio Mike y yo haciendo que llenaran la mesita de botellas, mientras cantábamos, voceábamos y brincábamos un poquito. Y entonces, abajo, Rosanel siguió siendo la más sexy.

Cantó mucha gente, nadie quería que se terminara el último jueves. Pablo Cávalos, amigo de varios amigos míos, algunas damas, Alex, El Gurú, y hasta la Sonic terminó encaramada bailando. La gran ausente al mic fue Paula, en su canción habitual junto al Marelín.

Pero por ahí vienen muchos viajes a la azotea del nido Alemany-Fiallo. Más detalles, en la prensa. Ah, hasta ahora, en enero habrá un Marel-Pie Izquierdo.

Magia se encargó del reportaje gráfico, se llevó como 100 instantes. Ahí hay un par. Cuántas mujeres buenas me quieren.


height="360" alt="Image Hosted by ImageShack.us" / />

height="360" alt="Image Hosted by ImageShack.us" / />

height="480" alt="Image Hosted by ImageShack.us" / />

height="360" alt="Image Hosted by ImageShack.us" / />

3 comentarios:

osmany dijo...

Vamos a ver que inventan pa cuando yo llegue.

Chio dijo...

Me encantó la despedida de anoche, se la lucieron, especialmente marel ya que invito a medio pueblo a cantar y se guillo de tirarselo el cantando solito. Me encantó la onda calamardo. jijij

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.