jueves, marzo 03, 2005

Nota

Señora, es un honor que me haya invitado a un café en la sala de su cabeza, porque a través de sus ventanas puedo ver un montón de cosas que incluyen la luna.

Gracias por traerme a colación, cuando la lluvia llueve y el día no es tan claro; no porque se fue el sol, sino porque hoy la noche trabaja horas extras.

Por aquí queda un eco débil -pero consistente- de su desorden capilar y ordenado cerebro.
Le dejo junto al teléfono un condenado abrazo y un asqueroso beso,
con húmedas huellas en el piso de la higiénica sala.

8 comentarios:

blogworkorange dijo...

Buena imagen.

Janio Mike Collins dijo...

Parece dirigido a alguna de tus ex suegras o a la vecina chismosa que vivia al lago de tu casa.

Chio dijo...

a veces quiero dejarle esa nota a mi abuela, eso ta mal?

donny velez dijo...

aunque no lo creas tú también eres donny velez.
me gustan muchos de tus posts, más que nada se notan sinceros y sin pretenciones.

YOMIMOSOY dijo...

y para que CHIO fue esta prosita?
mas clara no pudo ser!!
me encanta como escribes janio!!
el relato de la meada me mato!! demasiado bueno!!
era increible como se podia ver clarita esa escena!!
cuando pares un libro?
quiero copia autografiada!!

Janio dijo...

Me he dado cuenta de que tengo buenos amigos. Los quiero a todos.

Anónimo dijo...

date una vuelta por:

http://esunblogsinletra.blogspot.com/

yamita dijo...

como siempre... buenísimo