lunes, marzo 21, 2005

Paciencia

Naces y pasa un tiempo antes de que la casa deje de dar vueltas. Lentamente, empiezas a hablar, caminar, jugar. Nunca se aprende a vivir. Llega lo que se quiere y no se puede, lo que se debe y no se puede, lo que se puede, pero da pereza. Entonces, entendemos que lo que queremos cuesta dinero, la moneda es tiempo y la forma de invertirlo es la paciencia. Sin garantías, sin lógica, sin azúcar. Con más besos callados que palabras recién nacidas. Entonces el reloj sobrepasa los límites del mareo y cada vez podemos menos y menos y menos.

5 comentarios:

Marel Alemany dijo...

Me gusta el experimento. Las imágenes de la primera parte del texto, pero no me quiero dar por vencido todavía. Somos capaces de más, mucho más y siempre, con paciencia, encontramos formas de hacer lo que tenemos y queremos hacer.

Janio dijo...

Sí, practico la paciencia demasiado, diría yo.

Sociedad Bakoprosa dijo...

SOCIEDAD BAKOPROSA...

Como la cabeza de una gaviota
que cuelga en el cuello de un cazador como trofeo,
recuerdo, que aunque no tenga alas ni cuerpo,
alguna vez fue libre de pensamiento.
Y eso nadie lo podrá cambiar.
---
Todo en el tiempo tiene un lugar, este es el nuestro.
Este es nuestro escritorio, nuestra esquina, nuestra casa.
Es una forma de desahogarnos y dar valor a lo que escribimos.
Solo pensamientos que se leen en Herencia de neuronas muertas.
Todos tenemos algo que escribir, Pensarlo no basta.
Sociedad Bakoprosa surge de esta necesidad de tener un lugar...
Bienvenid@s.- ESCRIBENOS A: sociedadbakoprosa@gmail.com

Visitanos al link:

http://www.sociedadbakoprosa.blogspot.com/

Hasta Siempre,
Gracias...

Janio dijo...

Soy visitante de la Sociedad Bakoprosa desde hace rato. Sucede que cuando me animo a comentar algo, le duele la barriga a mi explorer. A la Mac todavía le molesta el internet.

yamita dijo...

muy interesante el experimento, sigue quiero ver más... ai loviu!