viernes, abril 29, 2005

Fuego apagado

Cuando José Gabriel nació, agarró el cordón umbilical como una manguera. Su papá lo inscribió en los bomberos y a los veinte años manejaba el camión. Cansado de los escalones, se deslizaba por el pasamanos de su apartamento.

Le tocó un edificio en llamas, el infierno en persona, un tipo sin camisa y la chica en ropa interior que no podía disfrazar su mirada de dos miedos distintos. El fuego desordenó el momento, pero José pudo distinguir el calor de sus panties favoritos. Ella apeló al peligro con “mi-amor-sácame”. El disparó venganza en forma de “¿Y a mí quién me salva?”.

5 comentarios:

sortilegio dijo...

ja ja ja ja para garantizar un justo rescate, se debe solicitar al jefe de los bomberos que reclute agentes bisexuales..

Janio dijo...

a José Gabriel le pasó lo mismo que a -según los stickers- Patín Bigote.

osmany dijo...

se saco un 100 con sus 101

todos dijo...

Hola a todos. quedan cordialmente invitados a participar en este blog. La idea es que cada semana se hara un post ya sea de una imagen o un texto y cada quien puede apropiarse de la imagen y aportar algo a ella. La imagen o el texto debe ser devuelta al blog. Es como crear algo en conjunto donde muchas mentes pueda formar parte de una imagen final. Si desean participar en este blog mandeme un email a Lizania@gmail.com.
yoaporto.blogspot.com

Janio dijo...

Sí, Oz, puse 101 para beneficio de un entendimiento mejor, pero la versión real tiene 100.