miércoles, diciembre 22, 2004

Noche de rienda suelta



Cuánto gozamos. Son las 10:48 de la mañana y todavía me duele el cuerpo. Pero queda una extraña sensación placentera en esta fatiga corporal, porque lo de anoche fue especial. No sabía que Alex tenía tantas canciones buenas, qué bien tocan. Los músicos se entregaron con cariño y mucha energía a la voz de su amigo. Quiero ir a otro concierto prontísimo. Edgar tocó botando fuego por las manos y Joel sacó mucho feeling con el bajo. Aquello pareció un martes siete (con suerte).

La versión que hicimos de “El Amor Después del Amor” estuvo brillante. Podía ver las flores luminosas en el aire, nos fuimos a correr en otros tiempos y espacios. Ahora estoy en fiebre con Alex en vivo. Es una vaina, porque seguramente lo volveremos a ver ¡el año que viene!

Casa de Teatro tenía algo especial en el aire que se respiraba. Vi muchísimas caras queridas. Yo parecía que estaba en la etapa de borracho cariñoso, pero es que había un paquete de amigos.

Vi en persona a dos que me faltaban. Chío y Amy. Son increíbles, dos personajes dulces que en la vida real tienen la sonrisa aún más luminosa que en las fotos.

Me junté con mis hermanos Marel y Osmany. Me gusta ver a Marel en pilas. Hicimos una especie de “after party” con varias canciones. Me encanta cantar con Marel.

Por supuesto, Rosanel se desplazó entre las sillas de la primera planta como una flor con pies y luego me encontré con Tituah (Dax), Maria, Fernandito (Ñek), Antonio, Cesarín, Mi Sonic (Gisellita), Jaime, el mozo de la segunda (qué decente ese señor, bajó a saludarme). Conocí a Jean. Chequeen su blog.

Espero que a Osmany le haya gustado la canción que canté con Alex. Fue una sorpresa dedicada. Un saludo a Antonio, que tenía muchísimo sin verlo. ¿Por qué Yaqui no fue?

Y bueno, podría durar horas hablando de anoche, así que no los cansaré, porque seguramente les repetiré el tema a los que vea en persona.

Felicitaciones a Mr. Longana. Cinco estrellas. Gracias a él y a Chío por sus comentarios en los últimos posts, que me hicieron arrancar el día contentísimo y bastante vanidoso. Un beso a Chío y un abrazo duro al guitarrista.

El no lo sabe, pero es invitado de lujo para el concierto del 20 de enero en el teatro de Casa de Teatro (es decir, adentro). Marel tocará con Karel/Gurú y yo con la banda que tiene rato sin funcionar: Fede, Eli, Chomps y Collins. Pronto empiezan los ensayos. El Recordador cubrirá el proceso. Los que preguntaron si J. Mike Collins había dejado la música, lo podrán ver pronto.

No tengo fotos de anoche. La reportera gráfica Magia no fue y La Maga andaba sin cámara. Pero en Cadena de Longaniza, Esquina de Luna y Cuadra Técnica hay varias.

3 comentarios:

lizzie González dijo...

No se por que...pero al leer el título de esa canción, sin haber escuchado nunca la letra, me sentí como que era mia...así que porfaaa hazme llegar las letras de "el amor despues del amor" que si el título me puso piel de gallina, tengo que leer las letras y escuchar la pieza cuando ya mi corazón esté preparado.

Chio dijo...

Ahora fuiste tu a mi que me pusiste en buena onda con lo de la sonrisa, gracias, jiji. Un besote para ti.

Renny R. dijo...

Sorry por perdérmelo, pero tuve unos problema ahí con un sushi... Ya veo que fue muy bueno el concierto, de verdad quería ver a Alex otra vez, lo vi el último día de Marel y me gustó. Ahora hay mucha gente que yo no conozco y que quiero conocer. Cómo lo hago?