lunes, septiembre 07, 2009

JC

Un joven jardinero persa dice a su príncipe:

-¡Sálvame! Encontré a la Muerte esta mañana. Me hizo un gesto de amenaza. Esta noche, por milagro, quisiera estar en Ispahan.

El bondadoso príncipe le presta sus caballos. Por la tarde, el príncipe encuentra a la Muerte y le pregunta:

-Esta mañana ¿por qué hiciste a nuestro jardinero un gesto de amenaza?

-No fue un gesto de amenaza -le responde- sino un gesto de sorpresa. Pues lo veía lejos de Ispahan esta mañana y debo tomarlo esta noche en Ispahan.



Jean Cocteau

4 comentarios:

Gina Marina dijo...

No recuerdo donde fue que lei eso, pero me recuerdo la gracia que me causo en el momento. :)

Ely dijo...

...simplemente, como diría ese gran filósofo del arte pop dominicano, Peña Suazo:

"Tu muere'aquí, muere aquí... por ma' que tu brinque' y salte'... tu muere' aquí"

Rubén Dario dijo...

¡Excelente!
Éste cuento corto está en una recopilación que hicieron dos genios, Borges y Bioy Casares. Está repleto de brevísimos geniales.

Te lo prestaré un día de estos.

Gina, hazte la loca, a ti fue que te lo presté. Un beso para ti.

Tudox.

Anadell dijo...

Genial nunca lo habia leido