jueves, marzo 31, 2005

Columpio I

Margarita, no te veo desde hace casi veinticuatro horas. Dejé en el refrigerador un video imaginario de mi lengua apenas caminando por tu cuello, llegando a tu boca para intercambiar palabras en silencio y tragarnos oraciones que no llegarán a nacer. Cuando te vas y vienes, las cosas apagan y prenden. Llegarás, entonces mis huellas digitales se volverán más ásperas, para clavar sus dientes en tus superficies. Por lo menos escribe, Margarita. Trasladé al perro del jardín al patio trasero, para que el cartero se sintiera un poco más bienvenido. Cuando llamas y cuelgas, los minutos son pétalos de me-quiere-y-no-me-quiere.

5 comentarios:

sahira fontana dijo...

que imagen. muy fuerte a los sentidos. bravo.mua.

Em dijo...

..."Dejé en el refrigerador un video imaginario de mi lengua apenas caminando por tu cuello, llegando a tu boca para intercambiar palabras en silencio y tragarnos oraciones que no llegarán a nacer".... Waaao Janio, ofrescome!!

Gabemaster dijo...

Arghhh!! Tan pronto hablate de "mi lengua" no segui ma. Tu de verdad quiere que uno se imagine tu lengua asi? Nasty.

El GRAN PITUFOXS

lizzie González dijo...

increíble janio, por eso es que te quiero tanto

yamita dijo...

imágenes casi reales... excelente forma de ponerle visual al día y sobre todo a las palabras.