jueves, febrero 17, 2005

El imperdonable

Puedo ver esas crueles escenas, de mucha entrega y largarse. Llenas el vaso y de repente, cuando te bebes el vino rápidamente, ni siquiera sabes cómo pasó y hasta lo olvidas; El amor sólo existe en las promesas, el vaso queda vacío y no le diste tiempo al vino para que fuera eterno.

3 comentarios:

rosanel dijo...

DIABLO JANIO!! AUUUCH!!! no no no, si si, eso mismo e`

Marel Alemany dijo...

Más vino camarero, por favor!!

lizzie González dijo...

por eso no confío mucho en el vino......tiene una amistad muy cercana con el olvido, que no me gusta.