martes, febrero 01, 2005

I

Ella lo alimenta con pétalos de sus dedos, pero justo cuando la clorofila empieza a acostumbrarse a la absorción de su lengua, baraja con sarcasmo la posibilidad de que las plumas de flor sean venenosas o se conviertan en un beso determinante.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

♪ Es melodioso, no?♪ Vivimos barajando sensaciones y subiendo a la cuerda floja nuestros sentimientos. Nos excita el peligro?? O acaso enmascaramos un dulce suicidio? Tu que crees, Súper Jan?

-Je- Desde Santiago City

alessandro dijo...

corto pero melodioso, pa lante

RICARDORUBEN dijo...

Yo diría que eso estuvo sublime, y repleto de erotismo.

Janio Mike Collins dijo...

Bien, muy bien, aunque digan que aqui no podemos hacerlo, como diría nuestro amigo Andrés.

Janio Mike Collins dijo...

Luicho, di en el clavo?

lizania dijo...

que alimentacion mas nutritiva!